Makeup Free. La nueva tendencia entre las mujeres.

Ya es furor la nueva tendencia de caras lavadas, frescura del sol de verano a ocho minutos luz de distancia. El movimiento surge con un tono contestatario al mismo tiempo alrededor del mundo, mujeres de todas las edades toman la iniciativa de evitar el momento de las manualidades de la belleza aumentada que marcan en algunos casos el comienzo de cada uno y todos los días. Eligen en lugar de perder media hora o más tiempo cada día en el maquillaje, utilizarlo en diversas actividades, algunas prefieren entrenar para mantener el cuerpo en buen estado de salud física, otras dedicarle el tiempo al trabajo y sus vidas profesionales, a sus hijos, a sus parejas, a dormir un rato más, etc…
Este look marca con autenticidad una declaración contundente, llena de seguridad y vitalidad. Se busca destacar la belleza auténtica por encima de los estándares establecidos por los medios de comunicación masivos. Vemos constantemente avisos sobre maquillaje de noche, maquillaje de día, maquillaje sencillo, maquillaje para agrandar los ojos, etc… Y sin embargo nunca se justifica la necesidad verdadera de consumir dichos productos. Esto es porque la necesidad es personal, nadie necesita verse mejor, todos somos quiénes y como somos. Nos vemos como nos miramos y eso no tiene influencia alguna en los verdaderos aspectos de la vida, aunque en ciertos entornos y casos particulares resulte evidente que la belleza física puede significar algún tipo de ventaja. Pero somos nosotros mismos quienes perpetuamos estas ideas, estos valores tergiversados por impresiones erróneas justificadas y confirmadas una y otra vez a lo largo de los años a medida que el tiempo nos ve crecer lenta pero imparablemente hasta convertirnos en adultos. Pero adultos confundidos, aislados, temerosos, inseguros.
El lado positivo son este tipo de ideas nuevas, pequeños intentos que se vuelven acciones comunitarias, que generan sensaciones de unión y no de separación, de inclusión y no de exclusión.
Por mi parte evito el maquillaje, quizá porque no es necesario, quizá no es lo que se espera de mí, quizá de alguna manera y sin saberlo estuve apoyando la idea que hoy revoluciona el mundo y la manera que usamos para representarnos.
Quiero imaginar que en un futuro no muy lejano el hecho de elegir no usar maquillaje pasaría desapercibido, en un mundo menos repleto de mensajes y con más individuos. Personas capaces de representarse a sí mismas y de juzgar con empatía a quienes los rodean. Destacando la belleza interior, la verdadera, la que es difícil de ver por encima de la superficial, producida e inmediata que es lo único que una imagen puede transmitir en pocos segundos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Mujeres Y Maquillaje

Dale ME GUSTA para seguir leyendo y recibir las últimas noticias del momento