Especial: manos y uñas. Qué cuidados debes llevar a cabo.

Especial: manos y uñas. Qué cuidados debes llevar a cabo.

Aunque no lo parezca, muchos de nosotros descuidamos nuestras manos y uñas y no reparamos
en que ellas suelen ser la principal señal de advertencia si padecemos alguna enfermedad. Más
allá de lo estético, debemos tener especial cuidado. Unas manos hidratadas dicen mucho de una
persona. Respecto a las uñas: su color, su textura o el grosor también deben ser tenidos en
cuenta.
Las manos son el reflejo de nuestra hidratación. De más está decir que la infinidad de bacterias en
los ambientes públicos y privados son los primeros que se alojan en nuestras manos y uñas.
Muchas enfermedades suelen ser nuestros huéspedes sin que podamos advertirlo. Apunta estos
consejos para cuidarlas y sigue estos pasos:
Lava tus manos las veces que sea necesario. Seas de piel seca o grasa, lo ideal es que utilices un
jabón neutro que no reseque mucho tu piel. Cada rincón es importante, no las mantengas
húmedas ya que la suciedad es amiga de la humedad que se aloja en los huecos de los dedos.
Cambia tu toalla de manos regularmente, sobre todo si tiene olor.
Aplica crema de manos regularmente: acorde a tu tipo de piel, evita la sequedad y manten tus
manos suaves e hidratadas. Ten en cuenta la variedad en cremas acorde a tu piel, puedes utilizar
cremas estéticas o bien cremas recetadas por un médico, especialmente para pacientes con
diabetes.
Como cualquier parte del cuerpo, las manos acumulan células muertas, para lo cual
recomendamos cremas exfoliantes pero no abuses de ellas, una simple limpieza una vez a la
semana es lo que se estila. Puedes comprar cremas para manos y brazos y lograr los mismos
resultados.
Respecto a las uñas, ellas suelen manifestar ciertos padecimientos corporales, pon especial
atención si tienes alguno de estos tipos:
Abultadas: suelen ser las uñas que poseen pacientes con psoriasis. Las llamadas vidrio de reloj
suelen relacionarse a problemas pulmonares.
Amarillentas: la señal principal que fumas demasiado, lo que lleva a que tengan este particular
color. Consulta a tu médico por si el color persiste y quizás padezcas algún problema renal.
Azuladas o de color morado: es el color típico en pacientes con mala circulación.
Blanquecinas: este color está relacionado con problemas hepáticos y renales. Si ves que persiste,
consulta a tu médico.
Con rayas o estrías: probablemente tengas alguna deficiencia alimentaria, como falta de
nutrientes o vitaminas. Se relaciona también con algún tipo de deficiencia en la tiroides o algún
tipo de infección.
Enrojecidas: puede que tengas algún tipo de dolencia cardiovascular.
Secas y quebradizas: son el tipo de uñas que presentan pacientes con problemas de tiroides y
pacientes anémicos.
Verdosas: señal de una infección bacterial.
Recuerda que ante cualquier duda o consulta debes consultar con un profesional de la salud, ya
sea médico o dermatólogo. El primer paso es prestar atención a alguno de estos síntomas.
Nosotros apenas somos un medio de comunicación y en ningún momento desacreditamos la
ayuda profesional.